Entrevista: Cruz Sánchez de Lara para “Yo cambio el mundo cambiandome yo”

 

26 DE MAYO DE 2016

LAURA MARTÍNEZ

Tal y como se postula en la votación de las Top100 mujeres líderes de España, 2015-2016 Cruz Sánchez de Lara, es Presidenta de THRibune, asociación sin ánimo de lucro, independiente, pluralista y laica, centrada en la defensa de los Derechos Humanos para contribuir a la erradicación de sus vulneraciones y la condena de sus violaciones. Autora de libros, ha volcado sus aprendizajes en numerosas publicaciones y conferencias en las que su defensa por los derechos humanos se ha hecho patente. Con proyectos en los 5 continentes y más de 17 países, es además titular de Sánchez de Lara Abogados y ha conjugado su vida profesional, como abogada, con una activa participación en organizaciones, con un objetivo: lograr una sociedad más justa. Contagia su compromiso impulsando a las personas con las que trabaja. Su capacidad de trabajo y afán le han servido para ocupar puestos tan diversos como ser Patrona de “Alianza por la solidaridad” o Consejera en “El Español”, sus otras Tribunas para defender los derechos humanos.

Es un placer tener la oportunidad de iniciar esta ronda de entrevista cortas con alguien tan humano y comprometido como Cruz. A continuación, sus impresiones.

1. ¿Qué es THRibune y por qué has decido colaborar en el desarrollo de esta iniciativa?

THRibune es una organización sin ánimo de lucro que trabaja por la defensa de los Derechos Humanos. La fortaleza de la organización es el capital humano. Después de muchos años de trabajar en diferentes organizaciones, comenzaron a requerirme a título personal para que colaborar con proyectos en distintas partes del mundo. Mi pretensión con la constitución de esta organización, era la suma de esfuerzos de las personas con buena actitud, buena disposición, y entusiasmo, para mejorar la calidad de vida de los demás. Por eso, en THRibune nos enorgullecemos de decir que “Ayudamos a ayudar” porque nos ponemos a disposición de causas que protegen los Derechos Humanos.

2. ¿Por qué es relevante conocer y apoyar a asociaciones y proyectos como THRibune?

En primer lugar, por los beneficios patentes de los esfuerzos de la sociedad civil. No podemos arreglar el mundo, y lo sabemos, pero si todos hacemos algo porque mejore, probablemente no se arregle, pero otros vivirán mejor. Siendo un poco romántica, es como “Imagine”, la canción de “Los Beatles”.

Y en segundo lugar, que porqué es relevante, se llama egoísmo. Siempre digo que trabajar por los demás, es un boomerang de sensaciones, cuando crees que vas a dar siempre recibes mucho más, y no sabes dónde vas a encontrar esa recompensa, puede ser en un abrazo, en un apretón de manos, o en las enseñanzas de los grandes maestros que son las personas que sufren.

3. Si pudieras compartir la mayor enseñanza que te ha dejado el caminar por la senda de la defensa de los derechos humanos, ¿cuál sería?

La vulnerabilidad, no es cosa de quienes han nacido en un lugar del mundo, ni con unas circunstancias concretas. Cualquiera es susceptible de que sus derechos fundamentales, sean vulnerados. La dignidad por ejemplo es frágil y nos sitúa en el punto de mira de la maldad ajena. El sufrimiento depende tanto de los fallos de los sistemas como de quienes viven su vida con el ánimo de dañar a los demás. He aprendido también a deshacerme del rencor y a desear a quienes pretenden ser nuestros enemigos el milagro de la sustitución del odio por la paz.

4. ¿Consideras que tu contribución diaria ayuda al desarrollo de un mundo mejor para todos?

También se aprende a aparcar la vanidad.

5. Uno de los pilares que defiende nuestro proyecto Yo Cambio el Mundo Cambiándome Yo es el rescate de los valores humanos universales y la actuación ética de las personas. Si echas un vistazo al entorno, ¿consideras que aplicar la consciencia ante estas enseñanzas puede marcar alguna diferencia?

Creo que habéis acertado con el nombre del proyecto, esa es la clave, la vida es cuestión de actitud. Si sumamos actitudes positivas y personas que desean el bien ajeno y que no son envidiosas todo será mejor para nosotros, para nuestro mundo y para el mundo en general. De hecho, agradezco a la Fundación Vivo Sano este espacio que nos posibilita hablar desde la paz y por el bienestar.

 

Vía: yocambioelmundo.org